lunes, diciembre 25, 2006

En busca de la perfección.

Desde que se me ha instalado una premisa, dentro de los movimientos que debo tener en ésta vida, no puedo obviar la necesidad de verme como el más de los desfallecidos y desamparados de ésta sociedad. No estoy en la búsqueda de un gratuito desdén personal, sino, busco las aristas con las que he de combatir el flagelo que impone un molde en contra de las personas.

La ignorancia y todos sus derivados (analfabetismo, ocultismo, barbarie, atraso, desconocimiento) son potenciados por quienes se alzan de entre sus pares. Se esgriman factores culturales, sociales, genéticos y hasta los del reino animal para dar a comprender toda una configuración; sin embargo, en ésta sociedad moderna, en donde comprendemos como es el orden del mundo y el asedio de potencias en contra de países medianos y pequeños, tiene que haber una génesis de emancipación.

La producción de la profesión tiene que tener un matiz, generado desde las más altas esferas, para con toda una nación que se verá enfrentada al mundo cuando sus actividades de autonomía comiencen a desarrollarse. El vulgo será siempre el arma predilecta de los que saben como manipularlos, ya que éstos además de estar a su merced son un alto número que aumenta sin contención.

Entonces, nace en mí la idea de comenzar a eliminar las huestes de la ignorancia. Observo como avanza la nueva economía y entiendo el tránsito que llevamos, en estos momentos, por la Fractura. Recuerdo las palabras de Fernando Flores cuando golpeó la mesa y amenazó con irse de Chile.

¿Qué es lo que tiene que hacer el Estado y el Gobierno que lo manipula? ¿Cuál es el discurso coherente de los parlamentarios? ¿El cuarto poder entenderá su rol? ¿Los panópticos de luminiscencia social y cultural darán la pelea? Tantas preguntas que uno hace y cree que es el primero en hacerlas. No obstante, es una obligación para quien ha visto el éxito y la capitulación tan alineados y potenciados por el sentimiento de una nación.

Si Chile no se vende, quizás existan domésticos bien nacidos que adoren esta tierra. Pero esos mismos deben saber que las sombras de las tinieblas se han cernido sobre la gran mayoría de personas que componen a la sociedad chilena. Haciéndonos a todos esclavos de un círculo mayúsculo, él cual tendrá más poder si es que le seguimos rindiendo pleitesía. Podría comentarlo ahora, pero sus tentáculos son demasiados para incluirlos en ésta reflexión.

A lo mejor, esté en los planes de alguna universidad blindar a todos los chilenos. Generar un foco de luz el cual toque a todos los que están tanto segados por los neones, como a los que no pueden ver por carecer de un mínimo de en-tendido. Quizás, exista en el colectivo de las mentes visionarias observar a ésta nación en busca de la perfección.

En el futuro, incierto por lo demás, fijate.cl tendrá la misión de Poder Controlar el Desarrollo de todos los chilenos que requieran de su ser-vicio. Sean éstos naturales, jurídicos o entes corporativos. Reconociendo, hoy, que todavía no tengo ni la menor idea como encender sus motores.

Publicar un comentario
 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.